Chorro de agua para cortar material

El corte por chorro de agua es un proceso mecánico a través de cual se consigue cortar cualquier material. Esto es posible gracias al impacto de un chorro de agua a una gran presión y velocidad que produce el acabado deseado. Es un método de corte muy utilizado en muchas empresas, algo que reconocemos desde Mecanizados Badajoz.

 

Dado que es un procedimiento de corte en frío, su demanda es muy alta dado que el material no se verá afectado por el calor, al contrario de lo que podría suceder con otros modelos de corte. Como todos los métodos, tiene sus ventajas e inconvenientes.

 

Ventajas del corte por chorro de agua 

Dentro de las diferentes ventajas existentes podemos enumerar:

 

  • El mecanizado puede realizar el mismo ingeniero que ha diseñado la pieza, dado que no requiere trabajo manual bruto. Solo hay que programar la máquina, ubicar la pieza y recogerla cuando se haya acabado.
  • Inexistencia de tensiones residuales gracias a que el proceso no genera esfuerzos de corte.
  • Permite la reutilización de piezas procedentes de otra clase de trabajos, lo que abaratará los costes finales.<
  • Es un proceso que se lleva a cabo sin aporte de calor.
  • No se genera ninguna clase de contaminación ni gases, si se compara con otros sistemas.
  • En caso de comparar únicamente con el láser, el chorro de agua permite el corte de espesores mucho mayores.
  • Comparándolo con los sistemas de láser, oxicorte o el de plasma, dado que éstos tres son con aporte de calor, y el agua no, el corte por agua permite llevar a cabo un trabajo sin afectar ninguna zona del material sobre el cual se está trabajando.